sábado, 25 de noviembre de 2017

Diálogo merengue


Foto: Archivo
Foto: Archivo

Redacción 2001
El presidente de la Asamblea Nacional (AN), Julio Borges, anunció que el próximo lunes se realizará un acto de presentación del grupo opositor que participará en la ronda de diálogo político con el gobierno el 1 y 2 de diciembre, en Santo Domingo.


El dirigente del partido Primero Justicia precisó que “no solo van a ir partidos políticos, sino representantes de la sociedad civil, laboral sindical, derechos humanos, medicinas y del sector productivo”.
Borges enfatizó que el grupo que dialogará con el gobierno nacional es “una representación de la sociedad civil que va a exigir que estas banderas se cumplan” y que actuarán como “asesores nuestros”.
Destacó que habrá una agenda “clara” con “la exigencia de la apertura de un canal humanitario, la otra exigencia es que tengamos una elección presidencial como debe ser, pero no como le da la gana al gobierno, con observación internacional, con acceso a los medios de comunicación, con un Consejo Nacional Electoral (CNE) distinto”.
Indicó que otra demanda será el respeto a la autonomía del parlamento que “fue escogida por 14 millones de venezolanos”.
Borges sostuvo que pese a que Delcy Rodríguez será una de las delegadas por parte del Gobierno no significa que la oposición reconocerá a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).
El proceso de diálogo tendrá como mediadores a los países México, Chile y Paraguay; mientras que el Gobierno eligió a Bolivia, Nicaragua y República Dominicana”, agregó el jefe del parlamento.
Bendición. Borges informó que la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV) pidió a la oposición trabajar en el diálogo para la apertura de un canal humanitario para el ingreso de alimentos y medicinas que escasean en el país.
La Iglesia está absolutamente alineada en este clamor nacional de que se abra el canal humanitario de medicinas y comidas”, dijo Borges tras reunirse con la alta jerarquía de la Iglesia.
Añadió que la CEV también espera que este nuevo intento de diálogo sea un “proceso más abierto de información y claridad”, y “sirva para que los venezolanos que no tenemos derecho, ni alimento, ni comunicaciones, ni derechos humanos, podamos salir fuertes de este proceso”.
Diálogo-merengue. El diputado de ABP, Richard Blanco, aseguró que el diálogo entre algunos factores de la oposición y el Gobierno de Nicolás Maduro es “para seguir vacilando a pueblo”.
Cuestionó que el encuentro se realice en República Dominicana y no en Venezuela con los medios de comunicación para informar a todos los venezolanos.
Por qué no lo hicieron aquí en Caracas donde está el rollo ¿Qué van hacer en Dominicana? ¿Bailar merengue?”, dijo en Globovisión.
Los partidos ABP, de Antonio Ledezma, y Vente Venezuela, de María Corina Machado, junto a un grupo de personalidades, rechazan sentarse a conversar de nuevo con el gobierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.