miércoles, 14 de febrero de 2018

La crisis pone cuesta arriba celebrar el amor




Foto: Cortesía
Foto: Cortesía

Nayzai Saavedra
Hay quienes dicen que el romance está muerto, que las parejas ya no se esfuerzan por demostrar el cariño y que el 14 de febrero no es más que una fecha comercial.



En Venezuela pocos son los que se pueden dar el lujo de irse por lo “comercial” debido a la crisis económica. Tanto jóvenes como adultos se ven imposibilitados a celebrar como se acostumbraba en el pasado, basta con mirar alrededor en un día como este miércoles.
Y aún cuando la masa trabajadora pueda hacer algunos esfuerzos para que el día no pase por debajo de la mesa, lo otro que no prepara el terreno para ponerse romántico es el estado anímico de los ciudadanos.
El sociólogo Francisco Coello considera que cualquier tipo de celebración, religiosa, de tradición popular se han visto afectadas en el país. Empezando con el factor económico al que no escapa nadie.
En este sentido explicó que las personas se ven inhibidas de hacer un regalo, de invitar a una persona por no poder costearlo.
La tradición o el interés no se pierde, pero hasta nuevo aviso se pierde la naturaleza de la misma. Se vive mucho más modesta y moderada, pero el deseo que se retome tal cuál era permanece”, señaló el analista.
Indicó que esta situación es típica de sociedades que caen en estructuras de gobierno totalitarias, de tipo comunista, en dónde la vida se vuelve opaca, miserable, dónde no hay posibilidades de recreación porque no está al alcance, todo lo contrario a una sociedad floreciente.
“Si a esto se le agrega el panorama inseguridad la cosa se va poniendo siniestra porque se cohiben de salir de noche, de pasear”, consideró, agregando que el día de hoy será “apagadito” en comparación con años anteriores.
Ansiedad. Rubén Carrillo, psicoterapeuta especialista en asesoramiento Gestalt - Eneagrama, indicó que actualmente las parejas llegan a su consulta preocupadas por la economía, su futuro, el de sus hijos y familiares, sobre todo en el caso de los que se encargan de adultos mayores. Por lo que en cierta forma la relación de pareja está quedando relegada por otras preocupaciones.
“No van a terapia de pareja por problemas que son propiamente entre ellos, sino por temas de ansiedad que están haciendo que se sientan mal, que los hace irritables y no saben como sobrellevarlo”, explicó.
Muchas relaciones pueden estar un poco “secas” porque las parejas se encuentran en un momento en el que están reformulando sus proyectos de vida.
Que no pase por debajo de la mesa. Carrillo hizo un llamado a los enamorados, impulsándolos a “celebrar”, ya que a pesar de que la realidad no se puede tapar con un dedo y que el país no está en las mejores condiciones, la pareja está junta, proyectando, luchando.
“Más que una simple celebración hay que honrar el esfuerzo que hace la pareja en una situación de crisis. Si hay motivos, aunque parezca paradójico. Este tiempo puede hacer que se unan más, que se fortalezcan”, consideró.
Mencionó que en algún punto pueden chocar las diferencias de cómo se percibe y se vive una situación, por lo que es importante ponerse en el lugar del otro, unificar criterios, intenciones y la visión que se tiene a futuro.
“Insisto, si la pareja tiene los recursos que salga, no es gastarse una millonada, es compartir este día. Si no cuentan con los recursos no tendrán la cena del año, pero se puede hacer algo romántico en casa”, recomendó.
En este punto también mencionó que es importante tratar de sorprender, el uso de la creatividad es vital en la crisis. Esto puede recordarles que están el uno para el otro, aunque las cosas se vean negras algo surgirá, que son un apoyo para el otro.
Propiciar la intimidad. No solo lo “romántico” está sufriendo por la crisis y los altos niveles de estrés, el sexo en tiempos de crisis es “complicado”, así lo definió el médico sexólogo Ender Boscán.
“La mayoría presenta ansiedad e incluso depresión, están pendientes de la comida, de los medicamentos, de cómo conseguir dinero y la sexualidad se queda en un segundo, tercer plano”, comentó.
Boscán recordó a las parejas que la sexualidad puede ser una “valvulita” de escape, por lo que deben tomarse un tiempo para interactuar en la intimidad y durante ese lapso aislarse de los problemas que les plantea la realidad actual, ya que eso es lo que puede asegurar el disfrute.
En caso de convivir juntos recomendó, para avivar la llama, poner en marcha juegos previos.
“Con la situación económica no es fácil decirle a alguien que se vaya a un hotel, a una tienda erótica o que adquiera ropa sexual, pero con lo que se tiene en la casa se puede incentivar la creatividad”, aconsejó Boscán.
Internet es una fuente de información que no escapa de las “artes” del amor, hay tutoriales y múltiples ideas de cómo llevar a cabo juegos como el sexting -mensajes subidos de tono-, strip poker desnudo de prendas-, dados -que implican acciones eróticas-, representar roles -como fingir ser desconocidos-, e incluso uno de los más famosos, basado en la película 50 sombras de Grey en el que se juega a ser amo/a y sumiso/a.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.