sábado, 3 de marzo de 2018

Yulimar Rojas oro en triple salto en el campeonato mundial de atletismo en pista cubierta

Athletics - IAAF World Indoor Championships 2018 - Arena Birmingham, Birmingham, Britain - March 3, 2018 Venezuela's Yulimar Rojas competes during the Women’s Triple Jump Final REUTERS/Phil Noble
Athletics – IAAF World Indoor Championships 2018 –
 Arena Birmingham, Birmingham, Britain – March 3,
 2018 Venezuela’s Yulimar Rojas competes during 
the Women’s Triple Jump Final REUTERS/Phil Noble

La venezolana Yulimar Rojas, de 22 años, campeona del mundo bajo techo y al aire libre, revalidó su título en sala con el mejor salto mundial del año (14,63), por delante de la jamaicana Kimberly Williams y de la española Ana Peleteiro.


El oro de Rojas y el bronce de Peleteiro regalan un éxito resonante al entrenado de ambas, el cubano Iván Pedroso, cinco veces campeón mundial de longitud en pista cubierta y cuatro al aire libre.
Rojas se había pasado la campaña invernal inactiva por una fascitis plantar, pero, después de una concentración en el Algarve portugués llegaba a Birmingham resuelta a defender la corona que obtuvo hace dos años en Portland (EEUU) con un salto de 4,41 metros, la primera medalla de oro para su país en la historia del torneo.
“Lo he soñado y lo conseguiré. El Gloria Al Bravo Pueblo (himno venezolano) sonará en Birmingham”, prometió Yulimar. Y cumplió.
La venezolana se estrenó con un salto de 14,24 metros, superado en la primera ronda por Kimberly Williams, bronce en 2014, que hizo su mejor salto del año con 14,37.
Peleteiro, alistada en los Mundiales como séptima del ránking mundial del año con sus 14,22 metros, empezó más floja: 13,18. Siete meses después de ser séptima en los Mundiales al aire libre de Londres, la gallega se proponía acabar entre las seis primeras. En el segundo intento alcanzó los 13,82 pero, en grave peligro se quedar fuera de la mejora, reaccionó en el tercero con 14,18 para situarse tercera.
Su explosión llegó en el cuarto, precedido y seguido de un profundo grito: 14,40. Era la segunda mejor marca española de todos los tiempos, conseguida, además, en la misma pista donde Carlota Castrejana se llevó el oro en los Europeos de 2007 con 14,64.
Williams estaba en cabeza con 14,48 cuando Peleteiro ejecutó el mejor salto de su vida, situándose segunda. En una final enloquecida, Yulimar respondió con un 14,36 que la devolvió al podio y en el penúltimo turno recuperó la jerarquía universal: 14,63, mejor marca mundial del año.
La estadounidense Keturah Orji, líder del ránking de las contendientes con 14,53 metros, quedó fuera del podio con 14,31. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.