.

.

lunes, 28 de mayo de 2018

Radiografía del colapso de la producción de briquetas de hierro en Venezuela


Briquetas de hierro. En Venezuela algunas plantas producen briquetas a partir de las pellas de hierro / archivo
Briquetas de hierro. En Venezuela algunas plantas producen briquetas a partir de las pellas de hierro / archivo

Es probable que Venezuela sufra nuevos recortes en su producción de hierro briqueteado en caliente (HBI | Hot Briquette Iron en inglés) en 2018 debido a las continuas interrupciones en el suministro de materias primas, fondos operativos insuficientes, suministros insuficientes de gas y energía y la crisis económica del país.


Por lapatilla.com
Ello es así en el más reciente análisis sobre la industria de briquetas de hierro en Venezuela en MetalBulletin.com de Abril de 2018.

Actualmente, solo dos de los cinco productores de HBI en el país están en operación, y solo a cargas reducidas, dijo a Metal Bulletin una fuente familiarizada con el asunto.
Venezuela fue anteriormente el mayor exportador mundial de HBI. En 2017, exportó poco más de 1 millón de toneladas, en comparación con alrededor de 7 millones de toneladas en 2008.
Orinoco Iron, el mayor productor de Venezuela, sigue produciendo HBI. Las operaciones de la compañía fueron diseñadas para producir 2,2 millones de toneladas anuales de HBI, pero en 2017 su producción fue de solo 300,000 toneladas, menos del 15% de su capacidad instalada, dijo una fuente.

La empresa puede continuar produciendo porque fabrica HBI a partir de finos de mineral de hierro y no requiere gránulos de los proveedores CVG-FMO o Sidor, según entiende el Metal Bulletin.
Un segundo productor activo de HBI, Venprecar, el más pequeño de los cinco productores de HBI en Venezuela, también sigue operando. Tiene capacidad para alrededor de 900,000 toneladas anuales, pero en 2017 su producción fue solo de alrededor de 250,000 toneladas., es decir 27,7% de su capacidad instalada.
Producción cerrada

Los tres productores restantes de HBI en el país, Briqven, Comsigua y Ferrominera Orinoco (FMO), están actualmente cerrados.

Briqven

Briqven tiene capacidad para 1,5 millones de toneladas por año de HBI, aunque en 2017 solo produjo alrededor de 130,000 toneladas, el 8,6% de su capacidad instalada.
La capacidad de HBI de Comsigua es cercana a 1.3 millones de toneladas por año, pero el año pasado la compañía produjo menos de 100,000 toneladas, apenas el 7,6% de su capacidad instalada.
Y Ferrominera del Orinoco (FMO) puede producir 1 millón de toneladas por año, pero en 2017 su producción de HBI fue de menos de 250,000 toneladas, el 25% de su capacidad instalada.
La estatalización de Venprecar y Orinoco Iron fue decretada por el presidente Hugo Chávez, en el año 2009, pero sin que se ejecutara el traspaso formal al estado, por la falta de pago a sus propietarios hasta el año 2013.
En total, las empresas venezolanas produjeron poco más de 1 millón de toneladas de HBI en 2017. Esa fue una caída significativa en comparación con la cifra anterior a la nacionalización de cerca de 7 millones de toneladas en 2008, según datos del especialista del sector Midrex.
En 2017, casi todos los tonelajes se exportaron a la UE, concretamente, Alemania, Italia, España y Portugal, según la Oficina Internacional de Estadísticas del Acero (ISSB).
Suministro de pellas
Los problemas con los suministros de pellas comenzaron antes de que la industria fuera estatizada en 2009, con problemas operativos en la planta de pellas de CVG, el principal proveedor de la industria HBI, y también en una de las plantas de pellas de Sidor.
Y la falta de suministro de pellas es el factor clave detrás de la actual crisis de producción de HBI. Por el momento, solo está operando una de las dos plantas de pellas de 4 millones de toneladas operadas por Sidor, y solo a capacidad reducida.
FMO tiene su propia planta de pellas de 3,3 millones de toneladas y, aunque actualmente está cerrada, la empresa tiene un proyecto de expansión para otra planta de pellas de 3,3 millones de toneladas por año, que está en construcción.
Nominalmente, Venezuela tiene capacidad para producir 11,3 millones de toneladas por año de pellas. Metal Bulletin estima que apenas es suficiente para alimentar a los cinco productores venezolanos de HBI, que en total pueden producir alrededor de 7 millones de toneladas por año de HBI, y las plantas de Sidor que producen hierro de reducción directa (DRI).
Pero el suministro reducido de pellas no es el único problema que enfrentan los productores de HBI del país. Otros problemas incluyen suministros insuficientes de gas y energía.
Suministros de energía
“Venezuela tiene gas de pozos naturales y gas asociado”, dijo la fuente. Pero los productores de HBI solo pueden tomar el gas asociado de los pozos petroleros porque sus unidades de producción están ubicadas lejos de los pozos de gas natural.
“Esto significa que si bombeamos petróleo, tenemos gas; si no bombeamos petróleo, no tenemos gas “, agregó una fuente.
La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) dice que la producción de petróleo en Venezuela cayó a alrededor de 1,5 millones de barriles por día en marzo de 2018, un mínimo histórico.
Y aunque Venezuela tiene cuatro represas a lo largo del río Caroní que producen más del 60% de la energía eléctrica en el país, la crisis energética es otra amenaza para los productores de HBI.
“Ahora tenemos suficiente agua, pero ¿cuántos de los generadores y turbinas en las presas están operando? esa es una gran pregunta, agravada además por problemas con las líneas de transmisión”, dijo una segunda fuente.
Agregó que actualmente hay un racionamiento de electricidad que dura de 6 a 12 horas por día en la mayoría de las principales ciudades venezolanas, con la excepción de la capital, Caracas.
Inflación
El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronostica que la hiperinflación en Venezuela llegará al 13,000% en 2018. Se espera que el producto interno bruto [PIB] caiga otro 15% este año.
“Esta tendencia es el resultado de importantes distorsiones a nivel micro y desequilibrios macroeconómicos agravados por el colapso de las exportaciones de petróleo. Esto fue causado, inicialmente por la fuerte caída de los precios del petróleo a mediados de 2014 y, más recientemente, el colapso de la producción nacional de petróleo “, dijo en un informe reciente Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI.
Criptomoneda
Venezuela está intentando mitigar los efectos de la escasez de divisas mediante el lanzamiento de una moneda virtual: el petro.
“Todo el comercio de exportación, público y privado, se realizará ahora en esta criptomoneda”, dijo una fuente.
El petro se supone que se intercambia libremente contra el yuan chino, el rublo ruso, la lira turca y el euro. Pero las fuentes del mercado no pueden predecir qué influencia tendrá esto en la actividad exportadora de Venezuela.
Mientras tanto, esas empresas producen a pérdidas, sumando más miseria a la tragedia socio económica que el socialismo trajo de Venezuela.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.