.

.

lunes, 16 de julio de 2018

OPEP: Demanda mundial de crudo aumentará 1,7% en 2019

La Organización de Países Exportadores de Petróleo prevé que durante 2019 la demanda mundial de crudo se incremente en 1,45 millones de barriles diarios, lo que representará un aumento de 1,7% con respecto a 2018, para situarse en una cifra total de 100,3 mbd.

“Para 2019, las proyecciones iniciales del crecimiento de la demanda mundial de petróleo son de 1,45 mbd, por lo que excederá el umbral histórico de 100 mbd”, refiere el informe de la OPEP del mes de julio.
El organismo también pronostica que la demanda mundial de petróleo aumentará en 1,65 mbd durante 2018, para situarse en una media de 98,85 mbd. El incremento está basado en las expectativas de mejora de la economía mundial previstas en 3,8% para 2018 y en 3,6% para 2019.
La organización reafirmó que sus 15 miembros están preparados para garantizar la estabilidad del mercado a través del suministro suficiente de petróleo. La OPEP, creada en 1960, agrupa a 15 países: Angola, Arabia Saudita, Argelia, Ecuador, Emiratos Árabes Unidos, Congo, Gabón, Irak, Kuwait, Nigeria, Qatar, Indonesia, Irán, Libia y Venezuela.
“Si la economía mundial tiene un comportamiento mejor de lo esperado y conduce a un mayor crecimiento de la demanda de crudo, la OPEP continuará teniendo suficiente suministro para apoyar la estabilidad del mercado”, señala el documento.
El informe revela que los países miembros de la organización produjeron en junio 32,33 millones de barriles diarios de petróleo, lo que supone un aumento de 173.000 barriles con respecto al mes anterior.
Durante la reunión ministerial número 174, realizada en junio, los integrantes de la OPEP acordaron que a partir del primero de julio cumplirán totalmente el acuerdo de recorte de producción de crudo de 1,2 millones de barriles diarios, que habían suscrito el 30 de noviembre de 2016. De este modo, el grupo aumentó su producción conjunta para evitar que los miembros excedan el recorte fijado.
Venezuela, que había llegado a ser el tercer mayor productor de la OPEP, ha pasado a ocupar el octavo lugar entre los 15 integrantes, con 4,15% del volumen total de crudo que el grupo entregó al mercado el mes pasado. En junio la producción cayó en el país a 1,34 millones de barriles diarios, 47.500 barriles menos que en mayo, según números de la OPEP. Las cifras confirman la prolongación de la crisis de Pdvsa, con un descenso drástico en la extracción y venta que lleva varios meses. El informe mensual de la OPEP, correspondiente al mes de junio, con base en las proyecciones de institutos independientes, revela una caída de 571.000 barriles diarios a la media de 2017, de 1,91 millones de barriles al día.
Lo contrario. El gobierno reportó que logró “detener la baja” en su producción de crudo y que bombea 1,57 millones de barriles por día, números que contrastan con los que ofreció la OPEP con base en fuentes secundarias.
El gobernador ante la organización, Ángel González, aseguró que Venezuela produjo 1.570.000 barriles de crudo por día durante los primeros 6 meses de 2018, y que la cantidad podría elevarse hasta 1.735.000 si se incluyeran “condensados” e hidrocarburos derivados de gases.
Dijo González que las fuentes secundarias que usa la OPEP para calcular el bombeo venezolano “no incluyen” los crudos pesados y extrapesados “que van a los mejoradores” de petróleo.
En la misma línea, el ministro de Petróleo, Manuel Quevedo, desestimó los números que ofrecen los medios de comunicación del país sobre la producción de Pdvsa. “Muchos han estado cercanos a la difamación. Las cifras que nosotros damos de producción son fácilmente verificables, auditadas, además de que se corresponden con los ingresos que obtiene nuestro país producto de la comercialización”, dijo.
Añadió que la divulgación de cifras no oficiales tiene el “interés perverso de golpear la moral” de los trabajadores petroleros.
El país bombea 1,57 millones de barriles diarios, indicó el gobierno. Son cifras contrarias a las que publicó la organización (1,34 mbd)
Petróleo
Referencial
Foto: Referencial
Por El Nacional
La Organización de Países Exportadores de Petróleo prevé que durante 2019 la demanda mundial de crudo se incremente en 1,45 millones de barriles diarios, lo que representará un aumento de 1,7% con respecto a 2018, para situarse en una cifra total de 100,3 mbd.
“Para 2019, las proyecciones iniciales del crecimiento de la demanda mundial de petróleo son de 1,45 mbd, por lo que excederá el umbral histórico de 100 mbd”, refiere el informe de la OPEP del mes de julio.
El organismo también pronostica que la demanda mundial de petróleo aumentará en 1,65 mbd durante 2018, para situarse en una media de 98,85 mbd. El incremento está basado en las expectativas de mejora de la economía mundial previstas en 3,8% para 2018 y en 3,6% para 2019.
La organización reafirmó que sus 15 miembros están preparados para garantizar la estabilidad del mercado a través del suministro suficiente de petróleo. La OPEP, creada en 1960, agrupa a 15 países: Angola, Arabia Saudita, Argelia, Ecuador, Emiratos Árabes Unidos, Congo, Gabón, Irak, Kuwait, Nigeria, Qatar, Indonesia, Irán, Libia y Venezuela.
“Si la economía mundial tiene un comportamiento mejor de lo esperado y conduce a un mayor crecimiento de la demanda de crudo, la OPEP continuará teniendo suficiente suministro para apoyar la estabilidad del mercado”, señala el documento.
El informe revela que los países miembros de la organización produjeron en junio 32,33 millones de barriles diarios de petróleo, lo que supone un aumento de 173.000 barriles con respecto al mes anterior.
Durante la reunión ministerial número 174, realizada en junio, los integrantes de la OPEP acordaron que a partir del primero de julio cumplirán totalmente el acuerdo de recorte de producción de crudo de 1,2 millones de barriles diarios, que habían suscrito el 30 de noviembre de 2016. De este modo, el grupo aumentó su producción conjunta para evitar que los miembros excedan el recorte fijado.
Venezuela, que había llegado a ser el tercer mayor productor de la OPEP, ha pasado a ocupar el octavo lugar entre los 15 integrantes, con 4,15% del volumen total de crudo que el grupo entregó al mercado el mes pasado. En junio la producción cayó en el país a 1,34 millones de barriles diarios, 47.500 barriles menos que en mayo, según números de la OPEP. Las cifras confirman la prolongación de la crisis de Pdvsa, con un descenso drástico en la extracción y venta que lleva varios meses. El informe mensual de la OPEP, correspondiente al mes de junio, con base en las proyecciones de institutos independientes, revela una caída de 571.000 barriles diarios a la media de 2017, de 1,91 millones de barriles al día.
Lo contrario. El gobierno reportó que logró “detener la baja” en su producción de crudo y que bombea 1,57 millones de barriles por día, números que contrastan con los que ofreció la OPEP con base en fuentes secundarias.
El gobernador ante la organización, Ángel González, aseguró que Venezuela produjo 1.570.000 barriles de crudo por día durante los primeros 6 meses de 2018, y que la cantidad podría elevarse hasta 1.735.000 si se incluyeran “condensados” e hidrocarburos derivados de gases.
Dijo González que las fuentes secundarias que usa la OPEP para calcular el bombeo venezolano “no incluyen” los crudos pesados y extrapesados “que van a los mejoradores” de petróleo.
En la misma línea, el ministro de Petróleo, Manuel Quevedo, desestimó los números que ofrecen los medios de comunicación del país sobre la producción de Pdvsa. “Muchos han estado cercanos a la difamación. Las cifras que nosotros damos de producción son fácilmente verificables, auditadas, además de que se corresponden con los ingresos que obtiene nuestro país producto de la comercialización”, dijo.
Añadió que la divulgación de cifras no oficiales tiene el “interés perverso de golpear la moral” de los trabajadores petroleros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.