.

.

viernes, 24 de agosto de 2018

Hijastros de Maduro son investigados en EEUU por supuesto blanqueo de dinero de Pdvsa






Foto: Archivo


Durante las investigaciones realizadas por fiscales de EEUU, las declaraciones de Matthias Krull, un banquero suizo, vinculan a Yoswal, Yosser y Walter Flores (hijastros del presidente Nicolás Maduro) en una red para lavar el desvío de alrededor de $ 1.200 millones robados de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), aseguraron dos ciudadanos norteamericanos en un entrevista exclusiva con AP.
Con información de The Associated Press


Según comunicó al caso un investigador estadounidense en el mes de julio, “Los Chamos” (como se les denomina a los mencionados familiares de Maduro y Cilia Flores) establecieron una estrategia para malversar fondos del Pdvsa a partir de la reconversión monetaria impulsada recientemente.


Krull, arrestado en tiempos recientes en el aeropuerto de Miami tras ser denunciado junto a varios señalados (incluyendo ex funcionarios de la estatal petrolera), decidió cooperar con las autoridades norteamericanas para reducir su pena a 10 años. Aseguró que entró en la conspiración gracias a “Los Chamos” y un propietario multimillonario de una cadena televisiva en el país, quien se hace nombrar “Conspirador 7”, a quien las fuentes de AP identifican como Raúl Gorrín, presidente de Globovisión desde 2013.
La cadena AP garantiza que se comunicó con el despacho de Jorge Rodríguez, ministro para la Información, para solicitar datos sobre el caso pero no recibió ninguna respuesta. Mismo resultado obtuvo el medio al intentar contactar al abogado de Gorrín.
En la declaración de culpabilidad, Krull afirmó recibir la orden de Conspirador 7 para lavar $ 600 millones sustraídos de operaciones fraudulentas desde Pdvsa. Además, alegó que más tarde le pidió trasladar $ 200 millones más a un banco europeo.


La Fiscalía del estado de Florida dice que el dinero lavado de las transacciones con Krull provenían de un préstamo a una empresa de maletín que Pdvsa realizó en 2014 por medio de otra institución fantasma en China, llamada Eaton Global. Esta última terminó por cobrarle a la estatal un total de 511 millones de euros, 15 veces más que el préstamo solicitado. Un sobrino de Flores se desempeñaba como vicepresidente de finanzas en Pdvsa durante el periodo que se realizaron tales movimientos.
Por su parte, Julius Baer, dueño del banco privado para quien Krull trabajaba hasta junio en Panamá, no ha sido vinculado con el caso y garantizó su disponibilidad para ayudar en todo lo que fuera necesario.
Los tres hijos de Cilia Flores con un marido anterior a Maduro tienen hoy entre 28 y 39 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.