.

.

jueves, 2 de agosto de 2018

Salarios de hambre obligan a enfermeras a emigrar para dar mejor calidad de vida a sus hijos


“No quiero emigrar, salario digno ya”, fue una de las consignas en la marcha de enfermeras y médicos en GuayanaFotos William Urdaneta



El gremio de enfermeras sigue en pie de lucha por un salario digno. Sin embargo, la necesidad diaria ha obligado a muchas de ellas a renunciar a sus trabajos para dedicarse a otros oficios. Muchas decidieron irse del país. Tan solo el martes, 15 enfermeras se despidieron de sus compañeras en el Hospital Dr. Raúl Leoni de San Félix, publica Correo del Caroní.



Al menos 15 enfermeras del Hospital Dr. Raúl Leoni, en San Félix, se despidieron el martes de sus compañeras. Renunciaron, unas para dedicarse a otros oficios; otras, porque se van del país. Los bajos salarios han llevado a la deserción laboral, mientras que la falta de respuesta del Gobierno no solo afecta al gremio que protesta desde hace más de un mes, sino que las condiciones sanitarias de los hospitales empeoran cada día.
La presidenta del Colegio de Enfermeras, Maritza Moreno, lamentó la situación con sus compañeras, pero mantiene su convicción de lucha.


“Pienso en mis compañeras que están ganando bien fuera del país, pero están tristes porque lo añoran y quieren que esto cambie. Eso me da la fuerza para seguir luchando, aunque a veces de salud no me siento muy bien, cuando pienso en ellos, pienso que estaré parada en Maiquetía viéndolos regresar”, afirmó.

  Decenas de personas participan en una manifestación hoy, lunes 30 de julio del 2018, en la ciudad de Caracas (Venezuela) EFE/Miguel Gutiérrez



Confesó que muchas de las enfermeras que han decidido emigrar lo han hecho por sus hijos. “Hay muchas de ellas que dicen que cómo van a tener a sus hijos pasando hambre. Hay colegas con hijos que tienen patologías y no les pueden costear el medicamento, los dejan al cuidado de otra persona y se van del país para poder comprárselos o después llevárselos”.
El año pasado, Maritza Moreno estuvo enferma de cáncer. Como muchos, tampoco consigue medicamentos y ello ha conllevado a que en ocasiones no se sienta bien. Señaló que los pacientes oncológicos y con VIH han empeorado su situación en los últimos 15 días.
“Muchos de ellos han fallecido, muchos de ellos no pueden ver el mañana”, dijo Moreno.


Este miércoles, el gremio marchó desde el hospital de Guaiparo hasta la redoma del 1-7-1, acompañadas por médicos, trabajadores de Corpoelec y algunos miembros del Colegio de Ingenieros.
Con ellas también estuvieron pacientes y sus familiares, como Eilin Ascanio y su hijo José Solórzano, de 11 años, quien desde hace dos años padece de leucemia. El tratamiento lo ha conseguido con fundaciones o donaciones de personas que ya no lo necesitan.
“Publico por Facebook y hay gente que me contacta y me ayuda. Si no es una fundación es alguien que su familiar se le murió y me regala el medicamento, pero esa no es la idea, sino que él (su hijo) pueda recibir su tratamiento completo cuando le toca. Todavía le faltan cuatro quimioterapias”, relató Ascanio.
“No nos queremos ir del país”
El lunes, el gremio de enfermeras entregó un documento al presidente Nicolás Maduro, en el que manifiesta que han agotado todas las vías para sus reclamos y exigen una audiencia para discutir la problemática.
“No nos queremos ir del país, queremos trabajar por la reconstrucción de los hospitales, pero si no da los recursos ni los insumos, no podemos hacer nada”, acotó la presidente del Colegio de Enfermeras.
La marcha de este miércoles tuvo, entre otras, la consigna: “no quiero emigrar, salario digno ya”.
Además de enfermeras con bajos salarios, y hospitales sin insumos, se suma que no cuentan con una empresa para la limpieza, lo que ha incrementado la proliferación de bacterias. En Ciudad Guayana, entre los hospitales Uyapar y Dr. Raúl Leoni, por lo menos 40% de las enfermeras ha renunciado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.