.

.

domingo, 7 de octubre de 2018

Los centros comerciales en depresión y sin ventas


Foto: Cortesía
Foto: Cortesía

Xiomara Borges
Los centros comerciales del país reflejan la cara de la crisis económica que vive Venezuela. Mientras los estacionamientos de los “mall” están full porque los carros pernoctan en los aparcaderos, los pasillos y tiendas de centros comerciales se mantienen vacíos y con jóvenes vendedores y vendedoras de pie, con cara de cansados y sin potenciales compradores.



Mientras que otros, incluyendo el vigilante, están bostezando. Ni hablar de los restaurantes y ferias de comidas, sitios que en otros tiempos contaban con largas colas para comprar pollo o hamburguesas en las cadenas de estos rubros, ahora están tan pelados “como rodilla de chivo”.
Se inventan una. Los que venden hamburguesas con sus precios tan altos que hay que sacar la calculadora paraconvertir esos precios soberanos y tener una idea de cuántos cuesta en bolívares fuertes.
Hay cadenas de comida rápida, léase hamburguesas que hasta sacan cupones para “echarle una ayudadita al bolsillo” con cupones que son más valiosos en la cartera para admirar la sabrosa comida que convertirlos en comida real por lo inalcanzable de los altos precios.
La huida de las tiendas por parte del consumidor también se debe al abuso de los altos precios como por ejemplo, bluejeans que pueden costar hasta 2.500 bolívares soberanos es decir unos 250 millones de bolívares fuertes.
Vacíos. Centros comerciales como La Villa, Galerías Paraíso, Sambil, Multiplaza Paraíso… lucen vacíos de compradores. Algunos comercios han bajado su Santamaría. Otros ofrecen cartelones en la puerta que dicen: “Se vende este local”.
Comerciantes. La Presidenta del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), María Carolina Uzcátegui, en sus redes sociales recoge tal situación en una entrevista que concedió a una radio comercial y refiere que “a más de un mes desde el 20 de agosto pasado, al entrar en vigencia los anuncios de Maduro, el deterioro de la economía se ha profundizado. La hiperinflación pulverizó el reciente ajuste salarial anunciado por el Ejecutivo”.
Explica Uzcátegui que la crisis económica del país se mantiene y las medidas económicas anunciadas recientemente han generado mayor incertidumbre, por lo que prevé que la inflación supere el 300% en septiembre.
A su juicio “el sueldo ya hoy en día está completamente devaluado, pulverizado, no ofrece estabilidad a los trabajadores y no les permite cubrir sus necesidades básicas”.
Para Uzcátegui, “el país se encuentra completamente paralizado, no hay nada que funcione de manera normal. Estamos frente a una precariedad general”.
Para la Presidenta de Consecomercio en los dos meses que quedan del año 2018 “el desabastecimiento recrudecerá. Los anaqueles seguirán vacíos mientras no haya producción primaria ni exista producción industrial”.
Petro otra moneda. En cuanto a la criptomoneda digital, lanzada al ruedo por el gobierno de Nicolás Maduro, el Petro refiere en recientes declaraciones que “el Petro no es ninguna criptomoneda. Quienes conocen el tema saben que ellas son de absoluta dependencia de gobiernos y bancos centrales y aquí se muestra como la característica principal que define al Petro indicándonos entonces que no es una criptomoneda”.
Uzcategui explica que “lo que estamos observando nuevamente es un nuevo cambio de moneda, a pesar que hace poco menos de un mes anuncio el Bolívar Soberano, aquí se está preparando para eventualmente emigrar por completo al Petro y es una moneda que sigue siendo absolutamente controlada por el Banco Central, no tiene libre convertibilidad como ejemplo está que el petróleo subió y el Petro se sigue cotizando en 60 dólares, la tasa de cambio en la calle es muy diferente a la que se está utilizando el Petro”.
La representante de Consecomercio manifestó “la realidad que tenemos en Venezuela es que seguimos con férreo control de cambio y eso no permite que haya una verdadera libre convertibilidad como lo ha anunciado el gobierno y la inflación que debería ser el principal objetivo del gobierno en controlarlo sigue galopando, emitiendo dinero sin respaldo y atacando la producción” señaló.
Creemos firmemente que se requiere mucho más diálogo, mucha mas comunicación para entender toda esta gama de realidades que están llevando al desastre que estamos viendo y que vamos seguir viendo en las próximas semanas”, dijo la titular de Consecomercio quien agregó que “esta debacle también afecta al comercio informal”. Aclaró que antes que pensar en la temporada decembrina, donde a estas alturas se estaban cerrando los pedidos para abastecer el mercado nacional, el sector está pensando en cómo subsistir, es decir cómo llegamos allá”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.