Todo acerca del virus chino

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)
A... SON SUTILEZAS (TOMO I) Porque la historia puede ser escrita de forma diferente, para cada quien hay un A…

viernes, 20 de marzo de 2020

El mapa del coronavirus en América Latina y en qué países es más preocupante la curva de nuevos casos


La gente camina por las calles en el barrio de bajos ingresos de Catia a pesar de una cuarentena nacional en respuesta a la propagación de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en Caracas, Venezuela, 19 de marzo de 2020. REUTERS / Manaure Quintero

El 26 de febrero, cuando la epidemia de coronavirus ya había hecho estragos en China y se expandía por Europa, llegó también a América Latina con un primer caso en Brasil. El 7 de marzo, Argentina registró la primera muerte por Covid-19 en la región.


Cada gobierno utilizó diferentes tácticas. Desde las más restrictivas, como la del presidente salvadoreño Nayib Bukele que fue el primero en cerrar las fronteras aún cuando en su país no había ningún caso, a las más despreocupadas como la que aplicó el régimen de Daniel Ortega en Nicaragua, que se vanaglorió de que permanecería con las fronteras totalmente abiertas y organizó una marcha contra el coronavirus cuando ya la Organización Mundial de la Salud recomendaba suspender las reuniones masivas. Con tácticas opuestas, ambos países fueron los últimos en registrar -el 18 de marzo- su primer caso de coronavirus.
Ya no hay ningún país de la región libre de la pandemia. El avance de la enfermedad es implacable, aunque a diferentes velocidades y en diferentes magnitudes. La carencia de testeos sistemáticos y distribuidos en todo el territorio de los países latinoamericanos hace que los casos que se confirman fluctúen mucho cada día. Un día sin ningún caso nuevo positivo puede ser simplemente un día en que no se realizaron tests. Así y todo, hay curvas que se están empinando o que tienen rebotes cada vez más altos.
Una de las carreras que se está librando en el mundo es por “aplanar la curva” de casos. Es decir, que los nuevos contagios se extiendan en el tiempo en cantidades constantes o decrecientes y no crezcan rápidamente colapsando los servicios de salud.
Brasil, donde el presidente Jair Bolsonaro minimizó durante semanas la enfermedad y se mostró abrazando a sus simpatizantes cuando ya el brote había comenzado, es el país más afectado de la región. Este jueves alcanzó su récord hasta ahora cuando se conocieron 249 nuevos casos, llevando el total afectados en el país a 621. En ese número se incluyen un total de 17 funcionarios -entre ministros, legisladores y asesores- que acompañaron a Bolsonaro a un gira por Estados Unidos la semana pasada. El propio presidente debió someterse al test, aunque informó que el resultado fue negativo. Seis personas murieron por complicaciones derivadas del Covid-19.
Chile también tuvo este jueves su día récord al conocerse 103 nuevos casos, llevando el total a 342. El gobierno de Piñera anunció un monumental plan de 11.750 millones dólares para atender la contingencia y sus consecuencias económicas y los partidos políticos acordaron posponer para octubre el referéndum previsto para abril sobre la reforma constitucional.
Ecuador es otro de los países donde parece haberse disparado el contagio, con 53 casos confirmados el miércoles y otros 88 el jueves.
Dos países que en los que se conocieron los primeros casos esta semana pasaron rápidamente a sumar de a decenas: Venezuela, donde ya son 42 los contagiados según los datos oficiales y Uruguay, donde ya suman 94.
A esta altura, la mayoría de los países del continente han tomado fuertes medidas para restringir los viaje y movimientos de personas, tratando de frenar la expansión de la pandemia y que los números de contagiados no se comiencen a contar por miles como en Europa. Las próximas semanas serán claves para la lucha contra el coronavirus en América Latina.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.