Todo acerca del virus chino

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)
A... SON SUTILEZAS (TOMO I) Porque la historia puede ser escrita de forma diferente, para cada quien hay un A…

Translate

lunes, 18 de mayo de 2020

Papeles comerciales en la Bolsa de Caracas crecen ante caída del crédito bancario

Ahiana Figueroa | @ahianaf

Papeles comerciales



Entre enero y abril de este año, 24% de las transacciones en la Bolsa de Valores de Caracas fueron papeles comerciales. Empresas de gran envergadura acuden cada vez más a este mercado para financiarse ante la casi desaparición del crédito bancario






El mercado de renta fija privada sigue tomando fuerza y posicionándose como el vehículo disponible para el financiamiento de las empresas venezolanas. Durante los primeros cuatro meses del año 2020 se ha transado a través de la Bolsa de Valores de Caracas (BVC) un total de 145.188 millones de bolívares en operaciones de papeles comerciales y bonos quirografarios.


Entre 2019 y 2020 unas 30 empresas han acudido al mercado de valores en busca de dinero fresco para su funcionamiento, el sector que más ha utilizado estos instrumentos ha sido el de alimentos y bebidas. Las empresas han optado por este mecanismo en virtud del poco acceso al crédito bancario.

El sector financiero del país muestra serias dificultades para otorgar préstamos debido a las normas del Banco Central de Venezuela relacionadas con el encaje legal, además del proceso de hiperinflación y devaluación que vive la economía. Por otra parte, las tasas de interés reales negativas y el aumento de los gastos operativos han impactado los ingresos de las entidades bancarias.

«El crecimiento que se ha visto en los papeles comerciales entre 2019 y 2020 tiene su raíz en el encaje legal que ha frenado el crédito. El mercado de capitales siempre fue visto como una inversión a largo plazo. Anteriormente, los empresarios no requerían acudir a la Bolsa como mecanismo para buscar financiamiento debido a que lo obtenían de la banca sin dificultades», afirma José Miguel Farías, asesor de inversión y director de la casa de bolsa Rendivalores.

Explica que los empresarios requieren seguir funcionando por lo que al limitarse los préstamos bancarios, comenzaron a voltear su mirada hacia el mercado de valores.

«De hecho, el año pasado se hicieron emisiones que no se habían hecho desde 2009 previo a la intervención de la casa de bolsa Econoinvest en 2010 cuando el mercado era más robusto. Es decir, 2019 marcó un hito en el número de operaciones en el mercado de valores, lo que es positivo ya que las empresas a pesar de estar inmersas en un entorno económico adverso, han empezado a tener contacto en el mercado», destaca Farías.

Para el presidente de la BVC, Gustavo Pulido, el crecimiento de estos instrumentos obedece igualmente a la flexibilización de los términos de las colocaciones de estos instrumentos, entre ellos, el tiempo de duración de los papeles que anteriormente era de un año, pero que ahora son a plazos de 180 o 90 días, con cupones con tasas de interés lo que eleva su rendimiento.

«El mercado de valores se adapta al entorno, esto es algo propio del mercado de capitales, siempre buscar soluciones prácticas para tener financiamiento para las empresas que así lo requieran. Vemos que los instrumentos tradicionales de financiamiento como son las obligaciones quirografarias y papeles comerciales, han tenido que diseñarse para poder cumplir con los requerimientos de los compradores habituales de estos papeles como son los fideicomisos y las cajas de ahorro», indica.

Pero también obedece al menor tiempo en la aprobación de las solicitudes por parte de la Superintendencia Nacional de Valores (Sunaval), la cual pasó de seis meses a una semana.

«La Sunaval entendió que es necesario aprobar en un tiempo perenterio estos papeles de deuda privada en vista del proceso de hiperinflación en el país», señaló Pulido.

El presidente de la BVC destaca que el interés por estos instrumentos se hace evidente cuando para 2020 la Sunaval ha aprobado Bs. 344.000 millones en deuda privada, la cual será colocada en diferentes emisiones o series durante el año. «De ese monto, ya se ha emitido 67% del monto aprobado por la Sunaval, cuando en 2019 no se llegó al 20% de colocación en el mercado de las solicitudes hechas al organismo supervisor. Esto es gracias a la flexibilización de las condiciones de estos instrumentos».

Los números

De acuerdo a cifras de la BVC, en el área de renta fija, el sector de alimentos y bebidas ostenta 47,06% del total de participación en este mercado entre enero y abril de este año, seguido de construcción con 11,76%, salud y nutrición con 8,82%, comunicaciones con 5,88%, gráfica con 5,88% y transporte aéreo con 2,9%, entre otros.

El crecimiento de las operaciones con papeles comerciales se observa cuando en los primeros cuatro meses de 2020 se autorizaron emisiones en el mercado de valores (renta variable y renta fija), por un total de Bs. 506.385 millones, de los cuales, 24% pertenecen a emisiones de papeles comerciales versus los 5% de participación de hace 10 años.

José Miguel Farías resalta además que de las emisiones primarias (tanto en renta variable como en renta fija) que se han ejecutado en la Bolsa en lo que va de año, 70% son de papeles comerciales y coincide en que en ello influyó que se acortaron los plazos de colocación y de la autorización por parte de Sunaval. «Hay mucha más demanda y muchas más empresas queriendo hacer estas emisiones, porque se observa que hoy en más efectivo».

Entre las empresas que han acudido este año a la bolsa caraqueña en búsqueda de financiamiento destacan Locatel, Farmahorro, Calox International, Cargill de Venezuela S.R.L., Supermercados Plaza’s, Central Madeirense, Pasteurizadora Táchira C.A. (Paisa), Agropecuaria Insa de Venezuela C.A. (Agroinsa), Charcutería Venezolana C.A. (Charvenca), Alimentos Difresca C.A. (Diablitos Underwood), Purina Venezuela S.R.L., Coca Cola Femsa, Ron Carúpano, Taurel & Cía., NetUno C.A., Dayco Telecom C.A. y Avior Airlines.

El pasado 12 de marzo, la embotelladora Coca Cola Femsa sorprendió al mercado venezolano cuando informó que acudiría a la BVC para hacer una colocación por un total de Bs. 40.000 millones de papeles comerciales. Esta era la primera vez que utilizaba esta estrategia para financiarse internamente. La Superintendencia Nacional de Valores (Sunaval) aprobó este programa que será colocado en varias emisiones o series a lo largo del año.

El plan de papeles comerciales es el primero también que el conglomerado mexicano autoriza para una filial extranjera. La emisión tiene el objetivo de financiar una recomposición del portafolio de la embotelladora, en función de adaptarlo a la compleja realidad del consumidor venezolano.

Paralización de producción y distribución

«Hay una serie de empresas que han buscado al mercado de capitales para financiarse porque les ha dado resultados positivos y han podido lograrlo, han colocado el 100% de sus emisiones. Hemos hecho un trabajo en los últimos dos años para que se conozcan las herramientas que ofrece la renta fija», acota Gustavo Pulido.

La Bolsa de Valores indicó en un reciente informe que el mercado de capitales contribuye a dirigir la inversión hacia áreas prioritarias y productivas. Recalcó que aún en medio de la paralización de actividades laborales producto de la cuarentena para evitar la propagación del coronavirus, el mercado de capitales venezolano continuó activo.

«Más aún, en tiempos de crisis, como a que vivimos en nuestro país, se hace imperativa la colocación de instrumentos novedosos de financiamiento (…) A través de nuestra plataforma se han canalizado importantes sumas de dinero en colocaciones de deuda privada, como son papeles comerciales, bonos quirografarios y títulos de participación, consiguiendo financiamiento vital para la elaboración de productos de consumo masivo«.

Aunque estos instrumentos financieros se emiten en bolívares y su rendimiento se verá afectado por el proceso hiperinflacionario de Venezuela, el director de Rendivalores señala que la tasa de anual de los papeles comerciales tiene un promedio de 85%, pero que puede ser ajustada a lo largo del año y también se puede vender con descuento. Por lo que para un inversionista resulta más atractivo que dejar su dinero en una cuenta de ahorros.

*Lea también: El hambre obliga a comercios no esenciales a romper la cuarentena

Para este mes de mayo se prevén colocaciones por Bs. 90.000 millones en papeles comerciales por parte de empresas como Coca Cola Femsa, Purina, Locatel y Mercantil Servicios Financieros, superando el monto de abril cuando se emitieron Bs. 76.000 millones y en marzo unos Bs. 30.000 millones.

«Todas las series se han colocado por completo, todas, estos son niveles nunca antes vistos. Ahora lo que nos falta es desarrollar el mercado secundario de renta fija, porque todas estas son emisiones primarias. La segunda fase tiene que ser un mercado secundario de renta fija para obtener rendimientos diarios», apuntó el presidente de la Bolsa de Caracas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.