A...SON SUTILEZAS (TOMO I)

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)
A... SON SUTILEZAS (TOMO I) Porque la historia puede ser escrita de forma diferente, para cada quien hay un A…

Translate

domingo, 10 de enero de 2021

Guachimán Electoral: Normas forzadas, recules del CNE y ofertas atípicas signaron el 6D


FacebookTwitterWhatsAppTelegramEmail

El Guachimán Electoral presentó su informe final sobre las Parlamentarias del 6D. El evento electoral acumuló un conjunto de sombras, dentro de las que se encuentran las normas forzadas y los recules del CNE. El 80% del espacio dado en TV nacional para promoción de la campaña fue del PSUV, en tanto los protocolos de bioseguridad fueron débiles



El Guachimán Electoral presentó su informe final sobre las elecciones parlamentarias del 6D, en las que se eligieron a los diputados de la Asamblea Nacional para el período 2021-2026. De acuerdo con la plataforma, el evento electoral acumuló un conjunto de sombras, dentro de las que se encuentran las normas forzadas, los recules del Consejo Nacional Electoral (CNE).

En 2020, la plataforma del Guachimán Electoral trabajó con la Alianza Rebelde integrada por El PitazoRunrun.es y TalCual, con su red de periodistas e infociudadanos. Se contó con el respaldo del Instituto Prensa Sociedad (Ipys-Venezuela), el monitoreo digital del observatorio Probox y la difusión del boletín Soy Arepita.

Al hacer un balance del proceso comicial, se determinó que, tras los cambios en las normas electorales, que se hicieron de espadas a la Constitución, 96 de los diputados fueran electos a través del voto lista regional, además de los 48 diputados de la nueva categoría “lista nacional” impuesta por el ente comicial. Estos suman un total de 144 escaños de los 277 para conformar el nuevo Poder Legislativo que se instaló el 5 de enero y preside Jorge Rodríguez.

«El artículo 186 de la Constitución señala que la Asamblea Nacional se conforma con una representación proporcional a la cantidad de habitantes del estado. Se aumentó el número de diputados por cada entidad sin obedecer a la proporción poblacional, se agregó una nueva categoría de elección de legisladores, pero el número de representantes indígenas se mantuvo en tres», indica Guachimán Electorral en su informe.

También se modificó, en la Ley Orgánica de Procesos Electorales (Lopre), el apartado sobre la veeduría electoral: reforma del nombre, ampliación de postulados como veedores y el número de veedores acreditados.

52% de los diputados para las Parlamentarias del 6 de diciembre fueron electos bajo el portaaviones de sus partidos, es decir, amparados por las listas. Un aspecto importante es que, pese a la inclusión de la llamada «lista nacional», no se permitió el sufragio a los migrantes venezolanos en el exterior.

El nuevo sistema de elección favoreció a los partidos nacionales, en tanto los partidos regionales se encontraban en minusvalía ante los partidos nacionales, que solo podían aspirar a 226 escaños, indicó Jesús Castellanos, politólogo y experto en materia electoral. En ese sentido, ningún partido regional logró la elección de algún candidato.

Electores por fuera

Por otra parte, solo 11,51% de los partidos que participaron en los comicios (El Cambio, Prociudadanos y UPP9) cumplieron con la normativa de paridad de género en la postulación de sus candidatos. El resto de partidos, entre ellos la coalición del Polo Patriótico (PSUV- aliados), presentaron la candidatura en su mayoría de hombres.

A muchos participantes por iniciativa propia y grupos de electores se les vulneró su derecho de inscripción como candidatos y en el Registro Electora (RE)l, denunció el director de la organización civil Súmate, Francisco Castro. En las jornadas de inscripción y actualización del RE, el CNE excluyó a muchos jóvenes porque la capacidad de registro era “insuficiente matemáticamente”.

De acuerdo con Súmate, de más de 2 millones de jóvenes en edad de ejercer el derecho al sufragio, solo pudieron hacerlo unos 200.000 jóvenes.

Un dato clave: el ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol, dijo que se establecería una jornada de cedulación preelectoral “masiva” desde el 19 de octubre de 2020. No obstante, esta jornada masiva previa a elecciones no se había convocado antes.

En septiembre de 2020, fueron reportados cuatro casos de usurpación de identidad para inscribir candidatos. Clementina Mazzarella (militante de Copei), CésarPérez (secretario municipal del partido Nuvipa en Cúa, Miranda) y las concejalas Bárbara Quijada y Marianela Anzola (pertenecientes a Un Nuevo Tiempo) denunciaron la postulación inconsulta de sus nombres ante el CNE.

Guachimán detectó recules

Dentro de los recules del CNE registrados por Guachimán Electoral destacan la fecha tope de inscripción de candidatos para el 6D. Inicialmente, el lapso de inscripción de candidatos para los comicios sería del 10 al 19 de agosto. Pero, por solicitud de los partidos, la fecha se extendió hasta el 26 de agosto y, finalmente, hasta el 4 de septiembre. De acuerdo con la presidenta del Poder Electoral, Indira Alfonzo, la decisión fue asumida “en aras de promover la participación y la pluralidad”.

Lea también: Buscar CNE no sabía Rector del CNE «no sabía» que el CNE mudó a Maduro de centro electoral mientras votaba

En cuanto  las auditorías, en un principio, el Poder Electoral decidió que la mayoría se harían entre entre septiembre y diciembre, pero se corrieron a partir de octubre de 2020. Así se modificó la fecha de cinco de las auditorías: en el mejor caso una semana, en el peor se rodó hasta un mes.

«Estos cambios se realizaron sin que el ente comicial diera mayores explicaciones, mientras que en las parlamentarias celebradas en 2015 hubo un mayor número de auditorías (21), que además fueron transmitidas en vivo y directo por el sitio web del CNE», registró Guachimán Electoral.

También hubo cambios con los simulacros de votación. En el cronograma electoral, se fijó que el 11 de octubre se realizaría el simulacro que se postergó para el 18 y luego para el 25 de octubre. «Pero más atípico aún resultó la aprobación y el despliegue de un ‘segundo simulacro’, realizado el 15 de noviembre. Por primera vez en la historia electoral venezolana se efectuaron dos simulacros electorales».

La campaña electoral también fue centro de recules: Estaba prevista desde el 19 de noviembre hasta el 3 de diciembre. El CNE adelantó y extendió la campaña electoral desde el 3 de noviembre con vigencia hasta el 3 de diciembre, lo cual representó 10 días más, en comparación con el proceso  del 2015.

«Una de las novedades más llamativas del nuevo reglamento que presentó el CNE para regular la campaña electoral fue la aprobación de más ‘tiempo y espacio’ para la difusión del contenido proselitista en los medios. Tanto para televisión como para radio el tiempo de exposición se prolongó, 5 minutos (antes, 3 minutos) y 10 minutos (antes, 4 minutos) respectivamente. También para el envío de mensajes de texto aplicó esta reforma, pues aumentó de 3 mensajes de texto semanales a la posibilidad de enviar uno diario», señala Guachimán Electoral.

Guachimán reflejó el ventajismo

El evento electoral para elegir a los diputados de la AN no contó con las medidas de bioseguridad suficientes contra el Covid-19.

«La International Foundation For Electoral Systems y la Organización de Estados Americanos (OEA) publicaron las normativas internacionales que deberían regir las elecciones en pandemia. Al menos 50 condiciones deben cumplir los Estados para evitar los contagios. No obstante, en Venezuela el CNE estableció tres: uso de mascarilla, 1,5 metros entre electores y uso de gel antibacterial antes de usar la máquina de votación», señala Guachimán Electoral en su informe sobre el proceso.

Desinformación andante: electores votaron en el simulacro sin conocer a sus candidatos provea elecciones

Según el politólogo Jesús Castellanos, de 40 recomendaciones internacionales que se deben aplicar en elecciones en medio de una pandemia, el CNE solo hizo mención de 12 en los protocolos de bioseguridad.

De esta manera, las fallas biosanitarias se observaron durante la jornada de actualización e inscripción del RE, en los talleres de sistemas de postulaciones, en los que además se suspendió su realización de modalidad a distancia para impartirse de forma presencial, y con entrega de material informativo en CD’s; los procesos de las postulaciones; las asambleas comunitarias para la elección indígena; los simulacros de votación y la campaña electoral.

En 33% de los centros monitoreados por el Observatorio Electoral Venezolano (OEV), no se divisaron etiquetas o identificaciones para delimitar la distancia física entre electores (1,5 metros).

Además, hubo varios actos electorales sin ningún tipo de distanciamiento. Entre otros, se registraron: el inicio de campaña electoral del PSUV a pocos metros de la sede del CNE , el primero y el segundo simulacro electoral; la campaña del PSUV en el Parque Naciones Unidas; los actos de campaña del partido oficialista en el estado Falcón en zonas perjudicadas por las lluvias; la aglomeración de personas en Barinas en actos de campaña; los simulacros internos del PSUV, y el inicio de campaña de Javier Bertucci y su partido El Cambio.

Ventajismo y ofertas atípicas

El ventajismo oficialista no fue esquivo en las parlamentarias 2020. Las actividades de los partidos en la campaña se basaron en: visitas casa por casa, reuniones de consejos comunales, eventos de promoción proselitista en sedes gubernamentales (alcaldías, gobernaciones, entre otros), actos públicos masivos y otros tipos de modalidades, en las que hubo una amplia ventajas del PSUV.

Dentro de las muestras concretas de ventajismo, el 80% del espacio dado en TV nacional para promoción de la campaña fue del PSUV, en tanto 70% de los mensajes relacionados con la campaña en radio también fueron del partido oficialista, y 60,3% del contenido proselitista difundido por medios digitales favoreció al Psuv.

8,7% de la propaganda en pendones, afiches y similares favorecieron al PSUV, y 34,2% del espacio dedicado a la campaña en TV por cable tuvo naturaleza oficialista.

Por otra parte, Guachimán Electoral informó que se registraron más de de 18 casos de ofertas atípicas de los candidatos se registraron antes y durante la campaña electoral. Así, por ejemplo, Alberto Gago, candidato del Psuv por el circuito 3 de Anzoátegui, regaló mortadelas y pollos en el sector El Viñedo; Conrado Pérez, candidato por Primero Venezuela en el estado Trujillo, repartió bolsas de comida en el Hospital Universitario Dr. Pedro Emilio Carrillo; mientras que  Sharaih Flores, postulada al Parlamento por el partido Prociudadanos en el estado Monagas, pagó exámenes médicos a 210 residentes de Maturín.

También en Monagas, candidatos del PSUV entregaron ambulancia reparada y mascarillas a modo de campaña electoral. Y en Delta Amacuro, abanderados oficialistas candidatos hicieron reparaciones eléctricas en comunidades que tenían 5 años sin luz. De la misma manera, sindicalistas de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), en Falcón, ofrecieron empleos a cambio de votos.

Maduro votó en otro centro

Para Guachimán Electoral, dentro de lo malo de las Parlamentarias destaca el nuevo sistema de votación con el que los electores tuvieron menos tiempo para familiarizarse y sobre el cual persiste la opacidad, especialmente en lo relativo a la compra de las máquinas, el proveedor y el funcionamiento.

Otro aspecto negativo lo fue la eliminación del voto directo de los indígenas y la modificación de las normas de la observación nacional e internacional.

Dentro de lo feo, el gobernante Nicolás Maduro cambió de centro de votación el mismo 6D, pese a que, posteriormente, justificó la medida bajo el argumento de que habían recibido información de que atentarían contra su vida.

En esa misma categoría, la plataforma incluyó la reubicación que hizo el CNE de más de 300 centros de votación, 100 de ellos fueron migrados una semana antes de la jornada comicial. Además, la tarjeta del partido de Henrique Capriles, la Fuerza del Cambio, estuvo en el tarjetón aunque manifestaron que no inscribieron candidatos para la AN.

En los hechos imperdonables del evento comicial, Guachimán Electoral ubicó la conducta de Marelis Castro, candidata por el circuito 3 Miranda-Falcón, hizo campaña electoral con donativos de Unicef, entre los que habían kits escolares y zapatos para niños. Asimismo, las afirmaciones de Maduro según las cuales, «la situación en Venezuela es ruda, pero las elecciones no pueden pararse”, y las de Diosdado  Cabello, entonces presidente de la Constituyente, quien dijo que el 6D iba a haber una rebelión popular.

Candidatos y diputados fallecidos

En septiembre de 2020, Bella María Pettrizo Toro, candidata por el partido Unión y Progreso por el circuito 4 del estado Portuguesa, falleció el a causa del covid-19. El 27 de noviembre, Waldo Santeliz, candidato por Primero Venezuela en el estado Trujillo, fue baleado por pistola y arma larga.

También por el coronavirus, fallecieron José Luis Acosta, candidato por el circuito 5 del estado Zulia por el PSUV, el 1 de diciembre, y Patricia Pérez, quien resultó adjudicada como diputada del PSUV en el estado Lara, el 9 de diciembre.

FacebookTwitterWhatsAppTelegramEmail

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.