Todo acerca del virus chino

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)
A... SON SUTILEZAS (TOMO I) Porque la historia puede ser escrita de forma diferente, para cada quien hay un A…

sábado, 14 de septiembre de 2019

Misión Cultura: corazón e ideología adentro


La Misión Cultura fue creada por Hugo Chávez y Fidel Castro e inició sus actividades en abril de 2008, buscando a través de la cultura hacer irreversible a la revolución
Por Rodolfo A. Rico/Venecuba

Misión Cultura Corazón Adentro. No es la más conocida de las misiones sociales creadas por Hugo Chávez, pero es posible que sí sea una cuyo impacto no ha sido suficientemente medido.


Se trata de una misión fundada también en el marco del Convenio Cuba - Venezuela y que según la historia oficial fue una idea de Hugo Chávez y de Fidel Castro que fue lanzada el 26 de abril de 2008. Ese día, en el Poliedro de Caracas, Chávez anunció igualmente la creación de la Compañía Nacional de Circo como primer proyecto de esta misión, por lo que también afirmó: “Vamos a hacer un gran circo, desde México hasta Argentina” y prosiguió con euforia, según relatan en el portal Aporrea.org:
“¡Que vivan los pueblos, que vivan los niños, que vivan las niñas, que viva Fidel!”, para explicar después que lo de “Corazón Adentro” no era  sólo un nuevo apellido para la Misión Cultura, sino que "Quisimos pasar la Misión Cultura a un nuevo escalón más alto (…), por eso hoy comienza la Misión Cultura Corazón Adentro, patria adentro, porque la patria es puro corazón, pura alegría".
Remató Chávez diciendo, según recogen en la nota de prensa del Ministerio de Comunicaciones: "La construcción del socialismo requiere muchas cosas, pero una de ellas, la fundamental, es el amor", en lo que con seguridad es una referencia indirecta a la conocida frase del Ché Guevara: “el revolucionario verdadero está guiado por sentimientos de amor”
Pero como se repite una y otra vez en la historia de la relación entre Cuba y Venezuela de los últimos 20 años, hubo mucho más que sentimientos de amor. Unos 8 mil cubanos habían participado en la misión hasta 2018. Según un folleto sobre las Misiones Sociales en 2014, hasta esa fecha, en el marco del convenio, se habían realizado 56.788 talleres de apreciación y creación, con un total de 4.764.581 participantes a través del Convenio Cuba-Venezuela.
Todos los números de la Misión Cultura Corazón Adentro son inmensos. Se supone que alcanzó los 335 municipios del país, e impactó en 14 millones 595 mil personas, no sólo con la formación cubana, sino también con sus eventos, producción editorial o formación universitaria.
Por ejemplo en la memoria y cuenta de 2012 se mencionan logros como los siguientes: Se realizaron en el área de la red cultural comunitaria, 49.867 encuentros y 81.881 talleres, con la Misión Cultura Corazón Adentro, Misión Socialista 2011 y 2012”
Otro de los logros mencionados en el ejercicio fiscal de 2012, “Se inició la Misión Cultura con 32.388 activadoras y activadores, en los 24 estados, 325 municipios y 974 parroquias del territorio nacional, egresando de las Promociones Bicentenarias 2011 y 2012, 5.107nuevos Licenciados en Educación Mención Desarrollo Cultural y 1.170 activadoras y activadores que esperan por acto de grado.
A partir de la memoria y cuenta de 2014 las menciones a la Misión Cultura Corazón Adentro empiezan a disminuir. Aunque se mantiene el objetivo de “rescatar la memoria cultural comunitaria”.

La participación cubana

En 2018, cuando la misión estaba cumpliendo 10 años, una nota de la embajada cubana explicaba que la participación de ese país comenzó con 539 “colaboradores”, que en su momento de mayor auge habían alcanzado los 1300 en un año, pero que en total hasta 2018 la cifra llegó a los 8 mil facilitadores. Aunque también explicaba la misma nota que para ese décimo aniversario sólo 59 se encontraban en el país. Una baja muy posiblemente relacionada con la disminución de recursos para el Convenio Cuba Venezuela.
La Jiribilla es una revista cultural cubana que da cuenta del trabajo de los instructores de ese país en Venezuela, recoge los comentarios de niños receptores de los talleres y, sobre todo, de la experiencia de los profesores en los barrios de Caracas en 2010. María de los Ángeles Pérez, una titiritera cubana, cuenta de ésta manera su experiencia.
“Ha sido muy importante desdoblarme como Instructora aquí en Venezuela. Cuando veo a personas como los del Círculo de Abuelos en el barrio Bolívar, en la parroquia de Petare, me estimula el deseo de esos abuelos; sus ansias de aprender, como si lucharan en una carrera contra el tiempo. Me satisface disfrutar de la Abuela Petra, 79 años, como si fuera pariente de nuestro Juan Candela, llevándonos a través de sus cuentos, a un mundo imaginario; a un teatro invisible, donde ella dialoga con lechuzas y abejas”.
Detrás del teatro, los títeres, los músicos y el circo está la ideología. Y es que el fin último de la Misión Cultura Corazón adentro no es la formación artística sino, como se lee en un artículo del Ministerio de la Cultura que comenta la renovación del convenio entre el Ministerio y la Universidad Simón Rodríguez en 2019, “la irreversibilidad de la Revolución por la vía estructural”.
La Misión Cultura Corazón Adentro tiene claramente varias facetas: la de identificación de la cultura local y de líderes en esa área; la de formación y fortalecimiento de la cultura local y nacional; y una tercera de formación de activadores culturales que no oculta su intención ideológica
La Universidad Simón Rodríguez es clave en la parte que tiene que ver con el fortalecimiento ideológico y en lo comunitario. Con una amplia experiencia en la formación de adultos y que permite darle reconocimiento a los aprendizajes anteriores a la educación formal, es con la metodología de esa universidad con la que se forman los activadores culturales. También es la metodología que se usa para la recolección de información cultural comunitaria y es esa universidad la que otorga licenciaturas y diplomados a los activadores culturales.
No hay que despreciar el impacto que puede haber tenido el alcance de la Misión Cultura Corazón Adentro en sectores sociales precarios y poco atendidos que descubrieron, quizás por primea vez, la magia de un títere, de la actuación o reconocieron historias comunitarias recuperadas. Un impacto como el que tuvieron en su momento, de la misma manera que lo tuvo en su primer momento la Misión Barrio Adentro o la épica construida en torno a la Misión Robinson.
Venecuba es un espacio informativo venezolano para presentar trabajos periodísticos y académicos sobre la influencia de Cuba en Venezuela.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.