Todo acerca del virus chino

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)
A... SON SUTILEZAS (TOMO I) Porque la historia puede ser escrita de forma diferente, para cada quien hay un A…

Translate

martes, 28 de abril de 2020

Vecchio: Para los venezolanos, el autoaislamiento forzado por Maduro no es nada nuevo



5

Carlos Vecchio, embajador de Venezuela en EEUU. REUTERS/Eva Marie Uzcategui


Si hoy le preguntara a la gente de todo el mundo: “¿Estaría dispuesto a seguir pautas estrictas de distanciamiento social durante un año si no estuviéramos viviendo una pandemia?”, la respuesta obvia sería no.
Por Carlos Vecchio | ForeignPolicy.com


Traducción libre del inglés por lapatilla.com
En todo el mundo, la rutina diaria tal como la conocemos se ha paralizado para salvar la vida de millones. Venezuela no es una excepción, pero ha estado experimentando esta situación durante años. En el caso de Venezuela, sin embargo, la causa no es un patógeno, sino un dictador.
Nicolás Maduro ha sometido progresivamente a Venezuela a un régimen cada vez más irracional y antidemocrático, obligando a sus ciudadanos a una forma extrema de distanciamiento social en sus medios de vida, negándoles los derechos de reunión y protesta, y privándolos del acceso a la educación, los viajes y las redes comerciales que las personas en otras naciones a menudo dan por sentado.
Al aislar por la fuerza a los venezolanos, las políticas de Maduro, que han llevado a una economía colapsada y a un sistema de atención médica agotado, están diseñadas para suprimir las libertades de los venezolanos para permitir que su régimen se mantenga en el poder. Esto ha llevado a una emigración masiva de aproximadamente el 17 por ciento de la población del país. Al menos 5 millones de personas han abandonado Venezuela, un éxodo en segundo lugar solo después de la crisis de refugiados sirios. Se estima que alrededor de 1 millón de niños se han quedado atrás, separando familias en todos los continentes.


En 2014, los ciudadanos salieron a las calles para protestar por una tragedia en ciernes. Muchos venezolanos fueron arrestados por razones políticas, incluido Leopoldo López, el líder de mi partido, Voluntad Popular. Me acusaron en el mismo caso que él, lo que me obligó a pasar a la clandestinidad durante 108 días y luego al exilio, manteniéndome alejado de mi familia y mi gente.
El liderazgo de nuestro partido fue perseguido. Algunos fueron encarcelados, otros exiliados, forzados a esconderse o obligados a buscar asilo en embajadas extranjeras. Hemos tenido que reinventarnos en los últimos seis años. Nuestras reuniones, incluso con líderes locales, ahora son virtuales. Esta experiencia también se ha convertido en la nueva normalidad para otros partidos políticos y la Asamblea Nacional. Según un informe del Parlamento, más de 30 diputados han sido exiliados y cinco están actualmente detenidos.
La persecución del régimen no se ha limitado al liderazgo de la disidencia, sino que también se ha extendido a toda la sociedad. Periodistas, jueces, estudiantes e incluso personal de primera línea han sido perseguidos simplemente por expresar su justa opinión. De hecho, en Venezuela hay actualmente más de 300 presos políticos que son sometidos al yugo chavista.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.