Todo acerca del virus chino

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)
A... SON SUTILEZAS (TOMO I) Porque la historia puede ser escrita de forma diferente, para cada quien hay un A…

Translate

sábado, 1 de agosto de 2020

José Virtuoso: Nicolás Maduro jugará solo en las elecciones y no recobrará legitimidad







El rector de la Universidad Católica Andrés Bello, el padre José Virtuoso, es muy escéptico sobre la posibilidad de que se reanude un proceso de diálogo en Venezuela. Considera que la presión interna unida a la internacional es lo que puede favorecer que vuelva la democracia







“Necesitamos un pueblo movilizado a favor de sus derechos, del derecho a la democracia y a la institucionalidad para poder avanzar hacia el cambio político”. Así lo expresó el rector de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), el padre José Virtuoso, quien considera necesario que la sociedad civil y los partidos políticos, todos los que quieren un cambio en Venezuela, generen condiciones de movilización y de participación para ejercer presión para recuperar la institucionalidad democrática.


A pesar de que manifestó su escepticismo sobre la posibilidad de una negociación entre los bandos políticos enfrentado en Venezuela, El padre José Virtuoso aseguró que hay un espacio muy importante en todo el tema de la asistencia humanitaria. “El pueblo venezolano, más en esta situación de expansión de la pandemia que estamos viviendo y que seguiremos viviendo, va a requerir un apoyo humanitario muy importante a nivel internacional. Esa situación abre la posibilidad para que toda la sociedad presione para que haya acuerdos que posibiliten la cooperación internacional de una manera más amplia en Venezuela y quizás esa posibilidad nos puede generar unas condiciones para poder seguir avanzando en este camino”, expresó en entrevista con TalCual.

Por ello, el rector de la UCAB estima que es necesario que haya mediadores, y en este sentido resaltó que se cuenta con el aval muy claro de la Unión Europea, especialmente de su máximo representante, el señor Josep Borrel, así como el del reino de Noruega y, en este sentido, cree que es necesario ir construyendo el escenario de la negociación a través de cooperadores que faciliten el ir tejiendo distintas posibilidades.

“Es difícil y siento que las condiciones están tan duras en Venezuela que me siento muy escéptico en este momento frente a esas posibilidades; sin embargo, es la vía idónea y la que hay que construir”, aseveró.

Padre José Virtuoso ve difícil la reanudación de un diálogo en Venezuela

-El pasado fin de semana vino al país una representación del gobierno de Noruega. ¿Usted cree que es posible retomar el diálogo en Venezuela?

Soy de los que creo que es bastante difícil y la verdad que en este momento estoy bastante escéptico al respecto. Entiendo que hay una serie de actuaciones de buena fe, desde la Unión Europea y desde Noruega para promover la posibilidad de un reinicio del diálogo y concretamente sobre estos dos temas, el próximo proceso electoral, convocado para el seis de diciembre, y la situación humanitaria ene l país. Sin embargo, las respuestas que veo de parte del gobierno de Maduro la verdad dan pocas señales en esa dirección. También desde la oposición, el G4, las posiciones también están bastante alineadas a una serie de puntos muy claves, muy razonables, como que difícilmente se puede ir a un proceso electoral con la intervención de tres partidos del G4 con una serie de inhabilitaciones políticas, con un conjunto de detenidos, intervenidos a nivel de posibles candidatos. No solamente son condiciones electorales en general, es que son actuaciones que llevan concretamente a hacer desaparecer a la oposición política como tal. Desde esa perspectiva lo veo difícil.

-¿Cuál escenario se presentará? ¿Cuál será el resultado de unas elecciones para las que el gobierno jugará solo? ¿Cree que se consolidará el gobierno absoluto?

-Soy de los que creo que este es un escenario electoral hecho a la medida del gobierno de Nicolás Maduro, donde sacas de juego al competidor principal, que son los partidos de oposición que tienen más respaldo electoral en la oposición, creas unas condiciones electorales que generan en el electorado bastante incertidumbre, prácticamente estás jugando solo. ¿Cuál puede ser el resultado? El que efectivamente haya un proceso electoral, tengas un porcentaje de electores que acudan, que puede estar alrededor de 40% si sacas la cuenta entre la base del chavismo que puede estar alrededor del 25-28% y el resto los que acuden a respaldar sus opciones políticas concretas, podría haber un 40% de participación electoral, el resto se va a abstener por distintas razones; porque no se sintió representado en ese proceso o porque el proceso ha terminado siendo algo ajeno a sus necesidades concretas. La gente concurre a los procesos electorales porque fundamentalmente siente o ve algún tipo de sentido para un cambio político o responder a sus necesidades.

“Ante la terrible situación que vivimos los venezolanos las elecciones parlamentarias tienen el gran riesgo de que, aun haciéndose en condiciones mejores de las que se están haciendo, no capten el interés de los potenciales participantes. Total, que lo que vamos a tener es un proceso electoral donde el gobierno concurre prácticamente solo, con una oposición que no cuestiona fundamentalmente su estatus, que no va a arrastrar al gran electorado de oposición a su respaldo, creo que vamos a tener una abstención muy alta y un proceso electoral que no va a contar con la legitimidad nacional e internacional que interesa al gobierno”, advirtió el padre José Virtuoso.

Desde su punto de vista, si alguna esperanza hay para poder favorecer algún proceso de negociación es que hay que convencer al gobierno que este proceso electoral para lo único que le sirve es para sacar del juego, terminar, a la oposición más beligerante, entiéndase la oposición que lidera Juan Guaidó, que para lo único que le va a salir es para salir del G4 y de las presiones de la oposición, pero no para consolidar su legitimidad y reconocimiento tanto nacional como internacionalmente.

Rector de la UCAB, José Virtuoso, estima que ciclo político del gobierno interino terminó

-Usted ha hablado en una entrevista reciente de la necesidad reorganizar el gobierno interino. ¿En qué consiste esa reorganización? ¿Pasó ya el tiempo de Juan Guaidó?

Lo que creo es que efectivamente el gobierno interino, tal como se planteó, respondía a un momento concreto y a una estrategia concreta. Soy de los que creo que el contexto político ha cambiado sustancialmente y en ese sentido habría que repensar sus objetivos, cómo fortalecer su base en la comunidad; recordemos que Juan Guaidó es presidente interino fruto de su nombramiento como presidente de la Asamblea Nacional. Si hay elecciones el seis de diciembre desaparecerá o al menos culmina su mandato constitucional. ¿Cómo se va entonces a justificar un gobierno interino que nace en esas condiciones? Es posible, pero hay que repensarlo y habría que fundamentar esa legitimidad nacional e internacionalmente.

Hizo hincapié en que hay que retomar nuevas estrategias y nuevos caminos. “Estamos en el cumplimiento de un ciclo político y necesariamente se requiere repensar esa figura del gobierno interino”.

Liderazgo en la calle

-A través de sentencias del TSJ el gobierno intervino los principales partidos de oposición. ¿Cómo cree posible recuperar a los partidos?

-Creo que está pendiente en este contexto en el que tres grandes partidos, por las decisiones de la Asamblea Nacional, han sido secuestrados en manos de otros liderazgos, sus símbolos, sus tarjetas. Hay que ser capaces de reconstruirlos, pero muy probablemente hay que hacerlo con su liderazgo en la calle, haciendo valer sus derechos y recuperando efectivamente su posición en el electorado, fortaleciendo su identidad y la adhesión de sus militantes, que reivindican esa identidad hasta llegar a recuperar sus símbolos y lo que han sido. El partido Comunista de Venezuela durante muchos períodos fue eliminado, declarado inconstitucional, etcétera, sin embargo, el mantenimiento de la identidad de sus militantes, de su lucha, de sus acciones, permitió que en unas circunstancias políticas distintas volvieran a recuperar sus símbolos, su legitimidad y legalidad.

-Usted ha dicho que es necesaria la movilización de la gente para ejercer presión ante el gobierno, pero ¿cómo enfrentar un Estado que ha ejercido la represión de la manera como lo ha hecho en Venezuela? ¿Puede llegar la población a sobrepasar la capacidad represiva del Estado?

Es una lucha que está por darse. En Venezuela tenemos que repensar la protesta, la movilización. Si algo ha logrado el gobierno de Maduro, el actual régimen político, el actual aparato judicial, político y represivo del Estado, ha sido desmovilizar prácticamente a la sociedad, acallar a la sociedad, quitar los medios de comunicación, generar mucho miedo por las políticas de represión. Además, la situación de pandemia y cuarentena ha logrado aislar a la gente. En este contexto es urgentísimo repensar, recrear cómo se protesta, se levanta la voz y, se recupera la palabra, repensar, recrear la movilización de la sociedad civil, de la gente en general desde los partidos políticos que también están minimizados, es todo un reto. Ciertamente tenemos que pensar fuera de la caja, tenemos que imaginarnos cómo puede ser ese proceso y es un gran desafío político en este momento.

-Otro tema es el militar. Se ha visto que los altos mando ha respaldado al gobierno e incluso apoyando que se la pase por encima a disposiciones de la Constitución.  ¿Cómo recuperar el papel institucional de la FAN si se consigue el cambio político?

-Ahí es donde creo yo que hay una serie… parto del diagnóstico que en general me parece una formulación muy correcta hecha por la Alta Comisionada de la ONU, Michelle Bachelet, que habla del cerramiento de los espacios democráticos, y una señal muy clara de ello ella señala la violación del derecho a la vida que implica fundamentalmente todas aquellas políticas y prácticas sistemáticas de encarcelamiento, ajusticiamiento, de no respeto a la vida en general y por supuesto los derechos de protesta, los políticos, a la comunicación, a la expresión. Además de eso tienes un contexto donde las Fuerzas Armadas definitivamente se han convertido en unos voceros políticos. No son garantes del orden constitucional, sino de la estabilidad del gobierno de Maduro y se han convertido en unos voceros políticos más respondiéndoles a los oponentes al gobierno; eso crea un contexto donde la democracia y la institucionalidad democrática se ha desdibujado totalmente.

“Ceo que todo lo que se pueda hacer –recalcó el padre José Virtuoso- por ir construyendo un espacio o recuperar condiciones democráticas es fundamental y eso solamente se puede lograr, solamente no, también por otras vías, pero son todavía más peligrosas y difíciles de pensar, pero la vía constitucional y pacífica es la negociación, por eso volviendo al principio de tu entrevista te diría. Es muy difícil pensar en este momento en que haya un espacio para la negociación, pero la misma es fundamental precisamente para abrir esos espacios de distención, que permitan recuperar algunas garantías para que efectivamente se pueda avanzar en la transición democrática”.

A juicio del padre José Virtuoso, esa negociación requiere de varias posibilidades. Primero de la claridad del liderazgo político opositor en esa dirección, “porque efectivamente es a la oposición y a lo que representa la oposición los más interesados en que haya un proceso de negociación como posibilidad de avance y transición a la democracia”. Como segundo punto señala que es necesario que haya presión para que se dé esa negociación y asegura que la misma solo puede venir del venezolano que se ve sumergido en esta terrible tragedia nacional y también de la comunidad internacional que está interesada en este proceso.

Migrantes podrían regresar

 -La encuesta Encovi registra un cambio demográfico en el país. Los venezolanos se han hecho más viejos. ¿Si los jóvenes con mayor formación se han ido es posible plantearse una reconstrucción?

-Veo que efectivamente el que emigra o ha migrado en estos dos o tres últimos años, alrededor de dos millones y medio de venezolanos, algunos han logrado en ese proceso migratorio, sobre todo en los países latinoamericanos, también a España, pero sobre todo a Colombia, algunos han logrado establecerse relativamente o encontrar algunas condiciones favorables; sin embargo, la mayoría de los que han migrado, si en el país hubiera un cambio de condiciones, se abrieran las posibilidades de futuro no me cabe la menor duda que muchos de los jóvenes que se han ido regresen a construir esas posibilidades.

Para finalizar, el padre José Virtuoso compartió una reflexión sobre lo que han vivido los venezolanos en los últimos tiempos. “Estos tres últimos años han sido muy duros, de represión, depresión económica, deterioro de las condiciones sociales, lo más normal que puede pasar es que entremos en la etapa de la frustración, la depresión y la desesperanza. Creo que llegados al momento en el que estamos suena como lógico que voltees para atrás, veas todos los esfuerzos hechos y digas que no podemos hacer más nada y no queda otra cosa que naturalizar la tragedia y aprender a sobrevivir en ella”.

No obstante, indicó que “Nos corresponde levantar la cabeza, recrear lo que hemos venido haciendo, repensar lo que hemos venido haciendo, ver dónde hemos fallado para seguir impulsando la lucha por el camabio. Si algo no podemos hacer es dejarnos desmoralizar, deseperarzarnos, inmovilizarnos. Creo que las posibilidades de de cambio van a depender del talante humano, espritiual que tengamos entre nosotros y en nosotros para responder a esta circunstancia. Hay que tener en alto el espíritu de lucha y el deseo y anhelo del cambio político institucional y de nuestras condiciones en general como sociedad para poder salir de esta tragedia en la que estamos”.

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.