Todo acerca del virus chino

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)

A...SON SUTILEZAS (TOMO I)
A... SON SUTILEZAS (TOMO I) Porque la historia puede ser escrita de forma diferente, para cada quien hay un A…

Translate

miércoles, 9 de septiembre de 2020

Agencias de viajes piden abrir antes de que se reactiven los vuelos comerciales



Las agencias de viajes y turismo consideran que podría generarse una confusión generalizada en los viajeros de darse la reactivación de vuelos sin la orientación previa de las agencias


Unas 300 agencias de viajes y turismo piden ser incorporadas en los períodos de flexibilización de la cuarentena del esquema 7+7, que ha implementado el gobierno para tratar de frenar la propagación del coronavirus, antes de que el Ejecutivo autorice el reinicio de los vuelos comerciales.


«En caso de iniciarse las actividades de las agencias de viajes posterior al comienzo de las operaciones aéreas, pudiera generar que los pasajeros acudan directamente al aeropuerto, o en su defecto coordinarse vuelos sin pasajeros. Caso contrario, con una apertura previa de las agencias de viajes, se evitaría la acumulación de pasajeros en las instalaciones del aeropuerto y por ende ahorro de tiempo y permanencia en la sede», señala en un comunicado la Asociación Venezolana de Agencias de Viajes y Turismo (Avavit).

Advierten que podría generarse una confusión generalizada en los viajeros de darse la reactivación de vuelos sin la orientación previa de las agencias.

Avavit asegura que las agencias están en plena capacidad para atender a la clientela, actualizar información, reasignar fechas de vuelos de boletos que debieron ser suspendidos por la contingencia y realizar ventas remotas «una vez sea conocida la planificación de rutas enmarcado en un próximo reinicio de operaciones aéreas».

Desde el 16 de marzo de 2020, cuando el gobernante Nicolás Maduro ordenó aplicar la cuarentena por la covid-19, las aproximadamente 1.000 agencias que hay en el país han permanecido cerradas sin recibir apoyo financiero por parte del gobierno, que ha mantenido la política restrictiva de encaje legal que impide a la banca dar créditos a las empresas. Al mismo tiempo, el Estado ha incrementado la carga tributaria y las tarifas de servicios como eléctrico y aseo urbano, que las empresas están obligadas a pagar incluso si no están haciendo uso de éstos.

Nicola Furnari, presidente de Avavit, indica que entre 98% y 99% del sector está inoperativo. «No hay mucho que hacer sin hoteles ni vuelos».

Hasta inicios de septiembre, el gobierno solo ha permitido la activación de 24 sectores de la economía durante las semanas de flexibilización del plan 7+7, y el turismo no es uno de ellos.

Esta situación de parálisis e incertidumbre que atraviesa el sector pone en riesgo aproximadamente 8.000 empleos directos. Según Federico Serrano, director de Avavit, en el país hay unas 1.000 agencias de turismo, de las cuales 300 están afiliadas a la asociación. En cada una hay un promedio de ocho trabajadores.

Avavit señala que el sector tiene casi seis meses cumpliendo con los deberes formales y de compromisos con el personal sin haber recibido ingreso alguno. «Manifestamos el grave impacto que genera a la economía del sector y a la estabilidad de las agencias de viajes y turismo como generadores de un importante número de puestos de trabajo con capacitación y profesionalismo».

Avavit, junto con la Asociación Venezolana de Mayoristas y Empresas de Representaciones Turísticas (Avemarep), ha solicitado al Ministerio de Turismo y Comercio Exterior la asistencia en el pago de remuneraciones a los empleados del sector mediante una reducción salarial de hasta un 67%, cancelándose la diferencia al trabajador a través del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) o mediante otros mecanismos.

Estas dos asociaciones también han pedido al ministro Félix Plasencia promover medidas financieras y fiscales como el otorgamiento de créditos blandos para todo el sector turismo, la excepción del Impuesto al Valor Agregado (IVA) para todos los servicios turísticos hasta el 31 de diciembre de 2020, y la suspensión de la aplicación del Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras.

Asimismo, reclaman que se pospongan la entrega del aporte al Fondo Nacional del Deporte ante el Ministerio de Deportes y las contribuciones al IVSS y Banco Nacional de Vivienda y Hábitat (Banavih); los pagos de impuestos municipales, incluyendo la patente; las nuevas tarifas del servicio de aseo urbano; y el pago de cargas sociales e impuestos por el período restante del 2020.

Avavit también solicita autorización para que las agencias puedan pronto realizar promociones y ventas de boletos aéreos y paquetes turísticos a futuro. Además, consideran oportuno la apertura de espacios naturales como los parques nacionales Canaima, Mochima, Morrocoy y Los Roques, así como de  Nueva Esparta, «que permitan tener movimiento a la actividad turística, por tener acceso y número de ingresos controlado, acompañados de seguridad, mantenimiento de espacios y transporte».

«Nuestra población requiere momentos de tranquilidad, esperanza y reanimo. Venezuela, con sus atractivos turísticos, puede brindar espacios de esparcimiento. En estos momentos el sector turismo juega un papel importante en la reconstrucción de la economía del país», acota el directivo de Avavit.

Serrano prevé que la actividad turística en Venezuela tardará hasta dos años en normalizarse, no solo por la pandemia sino también por la crisis económica y de servicios públicos que atraviesa el país.

Avavit y Avemarep también piden la apertura de las oficinas del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime), pues «las dificultades para obtener la documentación necesaria, así como legalidad de estatus a venezolanos y residentes, es un obstáculo para reactivar las operaciones turísticas».

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.